fbpx

La Organización mundial de la salud afirma que los países con economías más débiles representan menor disponibilidad de enfermeras expertas para la atención en salud mental. Mientras un país pobre cuenta con 0,42 enfermeras por cada 100.000 habitantes, un país rico cuenta con 70 por los mismos 100.000 habitantes.
Tan marcada diferencia deja evidente que a la mayoría de las personas con este tipo de padecimientos, se les niega la posibilidad de contar con una vida en condiciones de dignidad y el derecho a un tratamiento, impidiéndoseles además el ser productivas y dar su contribución a la sociedad. A la vez las enfermeras se ven obligadas a desarrollar el cuidado en condiciones de sometimiento y riesgo para si mismas, al ser víctimas de agresiones en el lugar de trabajo.

En la actividad diaria del cuidado de enfermería en Colombia a personas con alteraciones mentales se presentan situaciones como la siguiente:

Agosto 16 de 2017:
“Fui agredida por una paciente de salud mental en mi sitio de trabajo, causándome su agresión fisura en el parietal izquierdo”.

La OCE demanda condiciones dignas para el ejercicio de la profesión e invita a la comunidad de enfermeras a hacer causa común en la exigencia de estas condiciones.

ARTICULOS

Violencia y psiquiatría

Por BENITO PERAL (SOITU.ES)*
soitu.es - Micromedios Digitales S.L.

  Gota a gota

África Sandonís
El Espectador Imaginario

2017 08 18 articulo 01   2017 08 18 articulo 02